Las aventuras de Faran-mii: El misterio de Entrotopía

banner Faran mii

¡Y qué gran misterio! Llevo meses intentando resolverlo y no hay manera. Por muchas vueltas que le de y por mucho que intente buscarle lógica, menos se la encuentro. Así que voy a intentar describiros mis traumas y destripamientos neuronales.

Empecé este blog con muchas ilusiones. Pero el mundo bloguero es un misterio en sí y no tuve el resultado que esperaba. No sé si quiera que alguien me lea. Si a alguien le importa un mínimo lo que escribo o si le sirve de algo: aunque sea para pasar las horas muertas. No lo sé y creo que nunca lo sabré.

La cosa es que esas ganas se fueron disipando. Me quedé sin ideas, ni ganas. Y hubo un tiempo en el que escribía por tener que escribir. Como una obligación. Esto me pasaba sobre todo con los cortos de los domingos. Llevo una larguísima temporada que no veo ningún cortometraje que me inspire a escribir algo, como me inspiraron los primeros. He visto cortos buenos, pero a ninguno le dedicaría más de dos líneas. Con los juegos, me pasa un poco lo mismo. Y con las películas… creo que no tengo alma de crítica de cine, aunque me guste a rabiar el cine. Faran-mii… ¿os acordáis de la última entrada? ¿en esa que escribí que un juego me estaba destrozando la vida? Pues me la destrozó. No el juego en sí, pero sí los acontecimientos que le siguieron y toda la mierda psicológica que asocio a esa etapa. Sé que es complicado, pero esa etapa fue el Principio del Fin. Del fin de este blog, de mis ganas de escribir y de mi fe en la humanidad, entre otras tantas cosas. Así que he decidido darle vacaciones a Faran-mii. No tengo ganas de contar mi vida en forma alegre y cómica, porque ahora mismo no tengo ganas de guasa. Y menos con mii vida.

¡Ah! Se me olvidaba el rincón creativo. Pobre mapache Lorenzo… Tu sección estaba muerta antes de nacer.  Al menos en este rincón. Ahora te he preparado otro rincón más acorde, más especializado. A lo mejor tampoco vives, pero al menos, tienes la oportunidad de ser alguien y no de ser un marginado.

A la garza que nunca llegasteis a conocer, ni la menciono, porque lo más probable es que sigáis sin conocerla. Las cosas como son.

Por tanto, ¿en qué quedamos? En que sigue estando el misterio de que hace meses que no escribo y este blog llega a las 200 visitas mensuales. Que sí, que es una birria, pero para lo poco nada que escribo, me parece una barbaridad. Porque este blog parece ser que tuvo que nacer y morir para la entrada del corto de Skhizein, que es la ENTRADA por excelencia del blog. Lo de esta entrada sí que es un misterio. Es de las primeras que escribí y desde el primer momento no entiendo su éxito.

Así que, lectores silenciosos, Mr. Google o el bot aburrido que me da visitas, que sepas que seguiré escribiendo por aquí. Sí, porque en el fondo soy una sentimental y me da pena matar este blog. Que lo hice con mimo y las horas que me he pasado creando a esos personajes/mascotas (quizá para vosotros, odiosos) no lo sabe nadie. La sección de Mis creaciones sí que muere. El resto no. Pero sólo escribiré cuando tenga ganas, cuando algo realmente me inspire o me lleve a ello. Como esta entrada. Las cosas como son. No voy a prometer entradas ilusionadas y repletas de contenido decente porque no. Porque todos sabemos que este blog no va a hacerse ningún hueco en internet, ni en las listas de los lectores.

Y para terminar y no perder las viejas costumbres, el dibujo que acompañaba esta sección.

hora-de-tirar-la-basura

Hora de tirar la basura.

Anuncios

Acerca de Faran Kugimae

Un extraño espécimen que se pasó la infancia correteando ladera abajo cual Heidi, aunque más tarde decidió entretenerse dando brincos entre las setas, cortando hierba con una espada, montando a caballo y aprendiendo cosas variopintas como la alquimia o los diálogos de sus películas clásicas. Luego, desapareció una temporada, pero nadie sabe a dónde fue. Muchos creen que a entrenarse en su especial habilidad de perder el tiempo de manera sobrehumana. Actualmente sigue mejorando esa habilidad en cualquier campo posible, mientras planea la dominación mundial para su querido trío de waifus.
Esta entrada fue publicada en Las aventuras de Faran-Mii y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s