¿Vuelta a la actividad?

avisos del blog

¿Cuánto hace que no escribo nada? Varios meses como mínimo. Pero viendo que me sigue leyendo gente… pues me he animado a volver a escribir. Gracias lectores anónimos, o en su defecto, gracias Mr. Google.

No tengo casi nada preparado, pero últimamente he estado volviendo a jugar juegos de recreativa, me he visto unas cuantas películas y he seguido haciendo un par de cosillas de esas mías (dibujos, figuras…). En fin, que iré poniendo cositas.

¿Cuál es el problema? Que estamos en Julio, ese mes “maravilloso” en el cual no tengo internet (o el que consigo me va a pedales porque tengo que tirar del 3G del móvil). Así que subir muchas cosas me va a ser un poco difícil, pero lo intentaré. E iré preparando cosas para cuando tenga internet decente, poder retocar las entradas a mi gusto y subirlas sin desesperarme en el intento.

Y hasta la próxima entrada (que espero que no se demore demasiado), podéis echarle un vistazo a mi recién estrenada cuenta en Instagram, donde iré subiendo mis dibujos, pinturas y acuarelas. Aprovechando que me “he hecho” urban sketcher o eso intento. No sé, me aburro demasiado y eso de pintar al aire libre me ha gustado. Al menos así me da el aire de vez en cuando.

Publicado en Temas aleatorios | 2 comentarios

Informe: Estado del blog

avisos del blog

Siento la necesidad de escribiros algo. Aunque sea sólo para darle un poco de actividad a esto. Porque los que os dignáis a leerme, supongo que tenéis derecho a saber por qué escribía bastante (aunque sea por rachas) y últimamente tan poco. Cierto es que ya escribí una entrada hace tiempo sobre mi estado de ánimo general. La cosa no ha cambiado demasiado, a pesar de haber habido un par de entradas después.

Aún así, hago esta entrada para desglosaros un poco la situación, categoría por categoría.

-Videojuegos: Sigo jugando. De hecho, casi no paro de jugar y me he pasado varios. Pero… aunque me lleguen a gustar, ninguno me “enciende” esa chispa necesaria para empezar a escribir sobre él. Y si lo hace, no me salen las palabras.

Además, tengo la sensación (o certeza) que existen un montón de páginas especializadas sobre juegos y mucho mejores que os lo que puedo ofreceros yo. Vale, que mi opinión es mía y eso no lo encontráis en otra página. Dudo que mi opinión sobre cierto juego sea tan decisiva como para hacer que juguéis o compréis juegos.

-Animación: Tengo sentimientos encontrados con esta sección. Me encanta la animación. No sabéis hasta qué punto. Veo bastantes cortos a la semana y sin embargo… no sé qué hacer. Muchos de ellos están bien visualmente, pero luego no se me ocurre decir nada sobre dicho corto. Así que no sé si soltaros cortos decentes con una o dos líneas de texto (como hacen más de una página) u olvidarme temporalmente de mi idea de “uno a la semana” y esperarme a que alguno me inspire un tochito.

-Cine: Hubo un tiempo en el que devoraba películas. Me ponía una película y una bolsa de pipas y cacahuetes y hale. Me veía casi cualquier cosa. Últimamente no sé qué me pasa que no veo ninguna. No se me apetece. Y cuando me pongo, me la veo por capítulos porque soy incapaz de sentarme a ver, entender y prestar atención a una película del tirón. Ninguna me termina de enganchar o la he visto tantas veces que no me importa perderme la mitad.

Por si fuera poco, me pasa lo mismo que con los videojuegos, pero peor. Porque de esta categoría hay incluso más blogs y más especialistas. Críticos decentes del cine que os ofrecen un mejor análisis sobre el celuloide. Y películas en cartelera y recientes. Cosa que yo dudo que haga.

-Las aventuras de Faran-mii: La categoría más viva dentro de los muertos. ¿Quién lo iba a decir?

A veces me pregunto si será la única superviviente y la única disponible en un futuro. De hecho, es de las pocas cosas de las que se me ocurre algo y tengo medio ideas… medio proyectos… Pensé hasta ir más allá de la viñeta de acompañamiento y hacer una especie de cómic. Idea que flota en el aire y que posiblemente, por falta de ideas se irá a pique. Pero de momento, ahí está.

-Mis creaciones: Voy de mal en peor y ésta es la peor de todas. Sin duda. La creé con mucha ilusión y me desinflé en seguida al notar el entusiasmo cero.. Junto con mi idea de que no tengo el suficiente talento/habilidad como para hacer públicas mis creaciones sin que se me caiga la cara de vergüenza.

En mis momentos de alta autoestima pensé en separarlas de este blog y hacer otro blog (o similar) con ellas, ya que no creo que termine de encajar con el resto de Entrotopía. Pero… lo dicho en el párrafo anterior. Si no tengo confianza para mostrarlas en éste, menos para otro.

-Otras: A pesar de todo y aunque parezca mentira, sigo pensando cosas para el blog. Meter otras categorías, hacer colaboraciones, meter invitados…  Sí, soy un ser volátil. Hay días que sí, días que no. Momentos de euforia bloguera que al minuto se desvanecen. Todo por un intento ¿desesperado? de querer hacer algo por el blog. De encontrar ese algo que me devuelva el entusiasmo que tenía antes. De las ganas de escribir casi todo.

En fin… esta es la situación. Lo que decidáis: seguir leyéndome, pasar del tema, esperar a que vuelva a tener actividad decente… es cosa vuestra y poco puedo hacer. Yo personalmente, por mi bien mental, espero que algún día recupere mi afán por el blog o llegue el momento de tener la suficiente determinación de chaparlo todo. Estas etapas de sequía me sientan realmente mal. Quiero la inundación o el desierto más absoluto.

Publicado en Temas aleatorios | 1 Comentario

Las aventuras de Faran-mii: Cómo un juego me está destrozando la vida

banner Faran mii

El título de la entrada puede sonar muy trágico y puede que la realidad no lo sea tanto. Quizá no me esté destrozando la vida, pero sí que está haciendo estragos tanto a nivel gamer, como a nivel personal en el plano psicológico.

Lo más triste de todo es que se trata de un juego que hace tiempo dejé por imposible y juré abandonarlo y no volver a jugar. Y es un come-vidas de juego. Porque lo pasas mal, mueres de mil y una maneras; cuando no te pasa una cosa, te pasa otra igual o peor. Y sin embargo, sigues ahí, volviendo a jugar, volviendo a intentar pasar ese mundo del demonio, de durar un poco más. Ahí, como una idiota, intentándolo una y otra vez. Cada vez más desesperada y con más ganas de quemar el juego. Y cuando ya por fin decides abandonar el juego, te llaman los amigos a jugar en compañía a morir igualmente, pero de forma grupal. Hasta que llegas un momento en el que juegas por el rato de charla, porque te dan ganas de quemar todo lo que tiene que ver con el juego. ¿Y qué ocurre? Que una amiga te regala una expansión y no sabes si darle las gracias o incluirla a ella en la pira junto a los juegos.

Así va mi vida. Me paso las horas muertas, sobre todo las de la noche, jugando al jueguecito del demonio. ¿Y qué pasa después? Que duermo poco y el resto del día me lo paso arrastrándome. Para volver a jugar a la tarde siguiente en solitario y por la noche en compañía. Un horror de ciclo vital.

Y lo peor de todo no es que siga jugando. Es que cuando no juego, hago dibujitos del juego o ahora mismo me estoy haciendo las figuritas de los personajes en masilla. Lo único “bueno” es que tengo viñeta para esta entrada y puede que resucite la sección de mis creaciones. Lo dicho, un horror.

En resumen, entre que últimamente no paso de este juego y que estoy un poco “plof”, en el sentido que no se me ocurre nada decente ni hago nada decente con mi vida… tengo esto igual de abandonado. La cosa es que me he pasado varios juegos, uno de los cuales me ha gustado mucho, pero no me salen las palabras para hacerle una entrada decente que pase más allá de: juego bonito, os lo recomiendo mucho. De hecho, podría actualizar mi lista de juegos y sus micro-comentarios, pero… pereza. ¿Pereza o falta de soltura a la hora de expresarme? Quizá todo.

En fin… hasta que no salga de este círculo vicioso extraño, del abandono y el pesimismo en el que me encuentro, dudo que salga algo verdaderamente decente de este blog. La cosa es que escribo muy de vez en cuando porque soy una cabezota y no quiero que muera.

Y para terminar, la viñeta y el enigma del juego del que hablo. ¿Pensabais que el come-vidas del juego era el LoL? Podría serlo, pero ni siquiera juego a eso. Yo me hundo en juegos más simples y más “humildes”. Hablo ni más ni menos del Don’t Starve. Y ahora que sabéis a qué nivel de decadencia he llegado, me puedo ir tumbarme en mi cama a observar el infinito estrellado estático que tengo en el techo de mi cuarto.

Faran starve

Publicado en Las aventuras de Faran-Mii | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rincón de videojuegos: The punisher

Murray

Venga, voy a ver si hago algo por el blog y empiezo a volver a tener algo de actividad. Aunque sea sólo para distraerme un rato.

Sinceramente, no iba a retomar mis sesiones de videojuegos con este, sino con una aventura gráfica que me gustó bastante. Pero… he perdido algo de soltura a la hora de escribir y no sé. Tampoco sé muy bien cómo escribir sobre el otro sin hacer spoilers. Porque lo que verdaderamente me marcó de ese juego fue el final. Así que os escribo sobre un juego que no tengo miedo a cometer spoilers (uuuh, Kingpin es el malo… qué inesperado.) Después de deciros quién es el malo del juego de The Punisher (o El castigador, como se le conoce en otros lares), puedo soltaros todo lo que me venga en gana.Rincón de videojuegos- The Punisher

The Punisher se trata de un beat’ em up creado por Capcom allá por 1993 para máquinas recreativas. Y creo que tiene el dudoso honor de ser el único juego de recreativa que me he podido pasar en una maquinita de verdad. De hecho, recuerdo esta máquina con verdadero cariño. Me acuerdo que estaba en el bar de oficiales del cuartel donde trabajaba mi padre y que cuando le tocaba guardia los fines de semana, pasábamos la tarde con él. Recuerdo que me ponía a jugar a la maquinita (si estábamos en el bar) o me llevaba la SNES (con el Donkey Kong Country) si nos íbamos  a la habitación que tenía. La recreativa del bar cambiaba de vez en cuando. Recuerdo que una temporada tenían el Snow bros. (Creo que fue ahí donde conocí ese amor-odio de juego). Pero lo mejor de la máquina es que tenía truco y que me dejaban hacerlo. El truco consistía en darle a una palanquita que tenía detrás para que no pidiese moneda. Así podía pasarme la tarde jugando sin que arruinase los bolsillos de mi padre. Bastante tenía con comprarme helado tras otro en verano.

No sé por qué, pero tengo montones de recuerdos agradables de esa época y de escenas tontas de aquellas tardes (que no eran tantas) de guardia de mi padre. Pero la entrada no consiste en cómo mataba el tiempo libre durante mi infancia de los ¿8-9 años? Sino del juego en cuestión.

Como bien he dicho se trata de un beat’em up donde controlamos a Punisher (o a Nick Fury si somos el segundo jugador). Al igual que todos los juegos de este estilo, consiste principalmente en pasear por una serie de pantallas mientras matamos a un puñado de matones variopintos que salen en cada una. De destruirlo todo a nuestro paso. Y en este juego más todavía. Porque aparte de la cantidad de cosas que se pueden romper, las explosiones están al orden del día. Pero lo más divertido del juego, en comparación con otros del género es la amplia gama de movimientos que podemos hacer (bastantes más que en otros) y la cantidad de cosas que podemos usar. Mientras que en otros juegos damos gracias porque sale un puñal y el bate de béisbol; en éste tenemos un verdadero arsenal. Y por si dar puñetazos, patadas y golpes con objetos no nos vale, también tenemos pistola con mirilla móvil. Aunque ésta sola la sacamos cuando vienen malos armados con armas de fuego. Pero tal variedad es algo de agradecer.

Otra cosa variada del juego son los escenarios. No son distintas calles. Tenemos calles, trenes, autobuses, alcantarillas, bosque… por las 6-7 fases que dura el juego (no las he contado). Los malotes que van apareciendo también son bastante variados, o como mínimo no tan monótonos como en otros juegos.

La música sí que es un poco… bueno, pasa bastante desapercibida. Y eso no es del todo malo. Da musiquita de fondo mientras das guantazos, pero sin molestar. Y los efectos de sonido bastante bien. Seamos sinceros, a no ser que me llame mucho la atención por lo que sea, de la música paso un montón.

Respecto al apartado visual/técnico me parece más que correcto. Montones de movimientos, sprites a montones para las armas y malos. Escenarios variados y con detalles. Y la cara de cabreo de Punisher me encanta.

Otra cosa que diferencia al juego de otros, aunque puede que peor es que tanto Punisher como Fury tienen los mismos ataques (aunque el especial giratorio cambie ligeramente). Se acabó el rápido y el lentorro. Aunque no es malo del todo si no te gustan los lentos y te toca ser el segundo jugador. Cuestión de gustos.

En definitiva, que lo juguéis. Pero jugad la versión de recreativa por favor. Lo digo porque hubo un port a Sega Genesis/Megadrive, pero un poco méh. Al parecer está censurado (ni las chicas aparecen medio desnudas y se omite la escena del disparo tras el interrogatorio) y por limitaciones técnicas, no todo lo que se rompe en recreativa se rompe en Megadrive. Así que creo que la versión de recreativa es bastante más divertida y Punisher. Sí, porque Punisher es un antihéroe y cuanto más bestia, mejor.

Publicado en Videojuegos: Murray | Etiquetado , , , , , , , , , | 3 comentarios

Las aventuras de Faran-mii: Méh al blog, méh a la vida

banner Faran mii

¿Habéis visto qué título más maravilloso? Bien, pues eso, es más de lo que me sale últimamente para el blog. Véase el porqué de la falta de actividad.

Podría haber sido parada por vacaciones de navidades… de invierno. El blog podría haber hibernado, pero no es el caso. La que está en animación suspendida son mis ganas de escribir. ¿O son mis ganas de que me lean? Sea lo que fuese, no se me ocurre nada que contaros y no me pongo a ello. Tampoco he hecho nada especial, ni he descubierto nada nuevo. Creativamente hablando estoy plof en todos los aspectos.

Así que como estoy “méh” pues… escribo esto para no sé qué. Porque he adoptado el “méh” como forma de vida. Estoy tan… sumamente pasota que hasta estoy jugando a juegos que no me gustan. Bueno, no que no me gusten, sino juegos que no me llaman. Para más detalles estoy jugando a un Tales of; que en mi caso son Tales OFF porque acaban aburriéndome como ningún otro. A ver cuánto me dura éste…

En fin… la cosa es que no sé qué hacer con el blog. Es en plan quiero y no quiero. Por una parte pienso que mejor matarlo. Por otra, que puede ir sobreviviendo como pueda… por si algún día me da por escribir. A saber lo que hago al final. A lo mejor hasta os doy sorpresa la próxima vez… aunque no yo. (Yo me entiendo.)

dudas blogueras

Quemarlo… o dejarlo que se muera. El tiempo lo dirá.

Ains… la culpa, o gran parte de ella, la tiene el formateo. Cuando se me fastidió el PC, tenía unas cuantas cosas preparadas. Y he perdido parte o gran parte de ellas. Por decir, he perdido hasta los originales de las cabeceras del blog (o eso creo, porque no las encuentro por ninguna parte). Y es todo una pereza tremenda. Pero lo que se dice tremenda. Tan tremenda que no hago cosas nuevas.

Publicado en Las aventuras de Faran-Mii, Temas aleatorios | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Rincón de animación: Google Spotlight – Special delivery

Otto

Hoy es Nochebuena, pero también es el no cumpleaños del blog. Un día como hoy, hace dos años, publiqué la primera entrada oficial del blog. Aunque no es su cumpleaños oficial, pues el blog me lo hice algún tiempo atrás y tuvo una entrada de prueba, pero estuvo algún tiempo parado. Por eso, celebro el día de hoy como el no cumpleaños.

Pero no tengo preparado nada especial. Estaba haciendo una cabecera especial, con todos los animalitos mascota en una fiesta del té (en honor a los no cumpleaños de Alicia de L. Carroll). Pero me he liado haciendo otras cosas y no me ha dado tiempo. Además, mi tableta Wacom vuelve a estar farruca y me va un poco como quiere.

Y la figura de Teslakid está casi a punto. Tal vez mañana salga… La cosa es que quiero sacar algo hoy y he decidido que un corto es lo ideal. Además, he visto este y por lo curioso que me parece el formato es espléndido para que os lo muestre.

Se trata de Google Spotlight Stories Presents: Special Delivery. Google Spotlight es una curiosa iniciativa y vuelta de tuerca al mundo de la animación. Se trata de una canal de YouTube donde podremos ver cortometrajes animados en 360º. Sí, trescientos sesenta. De momento sólo hay un corto disponible, pero pueden salir cosas realmente chulas de aquí.

En este primer corto, producido nada más y nada menos que por Aardman Animations (Wallace & Gromit, La oveja Shaun…), un concienzudo guardia de seguridad investigará la zona tras escuchar unos ruidos extraños en el tejado. A partir de ahí será un juego del gato y el ratón con Papá Noel/Santa Claus. Lo que más llama la atención, aparte del estilo tan colorido y minimalista es que podremos movernos por el escenario, siguiendo la acción. Si lo veis desde el navegador del PC veréis unas flechas parecidas a las del streetview de Google maps.

No he podido comprobarlo porque no tengo medios para ello, ya que necesita iOS 8.0 o superior, y tampoco tengo tablet o algún dispositivo android a mano, pero tengo entendido que si lo veis desde alguno de esos dispositivos, el movimiento de la cámara es el del teléfono. Cosa de ser verdad, abre un nuevo mundo de posibilidades a la hora de ver vídeos. ¡Qué demonios! ¡Ya lo hace! Ahora sólo queda esperar a ver cómo se desarrolla el mundo de los vídeos y animaciones interactivas en 360º.

Y eso es todo por ahora. No os voy a desear nada porque soy así de sosa. En realidad es porque pienso que no todo el mundo que me lea ha de celebrar “mis fiestas”, pero eso, es otra historia. Así que sólo voy a desear que espero que sigáis teniendo la paciencia (y yo el ánimo) de seguir pasándoos por el blog otro año más.

Publicado en Animación: Otto | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Las aventuras de Faran-mii: Balance del año

banner Faran mii

Aunque no sea final de año, estamos ya a las puertas, así que me voy a atrever con un análisis de mi año. Además así saco algo de esta sección.

¿Qué no he conseguido este año?

  • No he sido capaz de bajar de los 200 juegos sin terminar (y que tenga en mi colección). Sigo en doscientos cincuenta y algo.
  • No he conseguido leerme los libros que quería. De hecho, en Goodreads.com me puse como reto 30 libros. Me he terminado 15 y haciendo medio trampa. Trampa en el sentido que los cómics no deberían contar y he contado los de Fábulas. Aunque los de Mass Effect no los he contado. Muy mal por mi parte. Me refiero a lo de no leer.
  • Hablando de libros, no he “conseguido” sacar la sección de literatura que tenía pensada desde el inicio de los tiempos.
  • Dar sentido a mi vida. Esta es la gran tarea pendiente de mi vida.
  • Trabajo. Sigo en las mismas. Aunque esto es tema personal y una historia larga y deprimente (culpa mía en un 97%).
  • Tampoco he conseguido aguantar en Twitter. Mejor dicho, la gente que usa Twitter.
  • Sigo sin conseguir tener un trato prolongado con las personas. Lo reconozco. Me agobian y me agobio.
  • Apaciguar la rabia y la frustración que tengo con el tema de la pintura, el dibujo y el arte en general. Long story.
  • Sigo sin saber qué hacer con el blog.

¿Qué he conseguido?

  • Tener un ritmo de publicación más o menos estable y decente. Aunque con sus rachas.
  • Por fin me he atrevido a hacer animaciones propias. Aunque lo poco que he hecho, lo perdí (junto un montón de cosas más) en el formateo forzado del PC.
  • He conseguido animarme a mostraros algo más de lo que hago. Aunque sigo sin saber exactamente el porqué o para qué.

¿En resumen?

Un año de mierda. Otro que se une a la colección vitalicia.

Faran mii 04

En fin… esto lo hago porque me aburro. Sé que no voy a sacar nada de esto. Ni de escribirlo, ni de publicarlo ni nada. Pero me ha dado por hacerlo.

En realidad todo es más complicado. La vida es complicada. He pasado de meter todos esos entresijos y peloteras personales que hacen que todo esto sea más… [inserte algo aquí] de lo que parece. Así que ruego que, si osáis comentar, no me vengáis con sermones de ningún tipo. Menos de los de “no exageres”, “no es para tanto”, “eres una drama queen” y demás. A lo mejor sí, a lo mejor no, quizás tengáis razón. Pero no os he contado todo, así que no podéis juzgar con parciales. (Sí, Faran guardándose cosas en el tintero… qué raro [ironía]).

En fin… el 24 es el No-Cumpleaños del blog. Y sigo muy bien sin saber qué hacer. No sé ni qué hacer con el blog, menos con su cumple. Lo más posible es que haga lo que me encanta hacer a mí con el mío: no celebrarlo.

Publicado en Las aventuras de Faran-Mii | Etiquetado , , | 2 comentarios

Sesión de cine: Felidae

Cine de animación

¿Os gustan los gatos? ¿Sois fieles defensores de los animales? ¿Sois de esos hipersensibles que se traumatizan con la sentencia “si no haces tal, muere un gatito”? Si la respuesta es sí: largo. Fuera de esta entrada. La película que os comento va de gatetes, pero no es apta para sensibles. En serio, si eres sensible, no leas esta entrada ni veas la película.

Felidae (1994)

Felidae (o Francis el detectigato) es una película de animación alemana de 1994 (Dir.: Michael Schaack). Bastante dura, sobre todo para su época. Pero pongamos el contexto. Francis es un gato que llega por mudanza de su dueño a un nuevo barrio. Podría llevar una vida normal, si no fuera porque su nueva casa es un desastre de arriba a abajo. Y para colmo, en el jardín trasero se encuentra un gato muerto. De pronto, llega Bluebeard (lit. Barba Azul) y le dice que últimamente ha habido unos cuantos asesinatos gatunos. Francis decide investigar estos asesinatos.

Con ese contexto, nos metemos de lleno en una película propia del cine negro, pero protagonizada por gatos. Pero no unos gatos cualquiera. Bueno, en realidad sí. Porque una de las cosas más fascinantes y a la vez, algo chocantes del film es que a pesar de su estilo muy dibujo animado, son gatos. No son gatos humanizados…o no tanto como cabría esperar de una película de animación. Sí, hablan, pero en el idioma que pueden hablar los gatos entre ellos. Por todo lo demás son gatos normales y corrientes. Y esta naturaleza tan gatuna y salvaje es el pretexto ideal para mostrar a los gatos tal como son y como actúan. Por ello tenemos esa escena de sexo explícito gatuno (aunque luego hay otras imágenes no tan gatunas). Y aparte de la llamada del instinto, tenemos peleas de gatos, persecuciones por el tejado, una secta gatuna (sí, tal como lo lees) y gatos muertos y torturados para parar un tren.

Por ese toque tan violento y explícito, e incluso macabro, que hay durante toda la película es por lo que he avisado a los posibles sensibles. Porque no es una película de cine negro normal, donde la muerte está presente como la niebla, pero nunca se llega a verse del todo. En esta película sí. Aparte de gargantas abiertas de par en par, tendremos otras tantas partes desgarradas y abiertas en canal. Por si fuera poco, el protagonista tiene una serie de pesadillas a cada cual más macabro; un completo infierno gatuno.

Más allá de los crímenes y de los instintos, la trama alberga otros temas, como el fanatismo sectario y la investigación con animales. Hasta tal punto que en realidad no sé si la idea original de la película es hacer crítica sobre estos temas o simplemente disfrutaron torturando a sus creaciones 2D. Así que supongo que la película podría verse desde esos dos puntos de vista: desde la crítica y desde el gusto por lo macabro.

Entrando un poco en detalle, pero no demasiado (que no quiero hacer spoilers), me parece que la trama en esencia está bien planteada, pero mal desarrollada. Hay ciertas cosas que no tienen mucho sentido y que se añaden con apenas contexto ni causa. A lo mejor es causa de los posibles tijeretazos en el guión o falta de presupuesto. Quizá a la trama le falte metraje. La película dura poco más de una hora.

Podría decir un par de cosillas más, pero eso sería meterme en detalles destripadores. Así que si os pica el gusanillo, os animo a ver la película. A pesar de todo, es animación estilo cartoon y siempre es menos desagradable de ver que la animación más realista o incluso la de carne y hueso. Además, como película de género negro es única en su especie, a pesar de incluir todos los clichés del género: detective, asesinatos, femme fatale, la señorita de clase alta, el matón de turno… Y creo sinceramente, que hay que tener mucho valor para hacer una película así. Porque seamos sinceros, la animación, aunque nos duela mucho, sigue estando muy, pero que muy ligada al público infantil. Desgraciadamente, la idea general es que con animación sólo se pueden hacer cosas chachi-pirulis, llenas de colorines, felicidad, arcoiris y muchas cosas bonitas (Directamente salidos de los Mundos de Yupi).

En fin, que me explayo. Ahora me tocará ver la famosa gore de los perretes: The plague dogs y la de los conejetes: Orejas largas (La colina de Watership) para traumatizarme del todo.

Ficha en FilmAffinity

P.D.: A partir de ahora voy a hacer combo de categorías (cine y animación) cuando se trate de largometrajes de animación.

Publicado en Animación: Otto, Cine: Hisscoch | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Rincón de animación: Guard dog

Otto

¡Otra entrada! ¡Yeah! Estoy que me salgo, lo sé. Pero es domingo y toca animación. Además, el pobre Otto hace tiempo que no decora la cabecera, así que voy a ser buena con él.

rincón-de-animación-guard-dog

¿Os acordáis cuando en el corto de The fan and the flower os dije que el corto era poco Plympton? Cuando veáis este corto, comprenderéis por qué. Este es mucho más de su estilo. Y no sólo lo digo por su característico trazo y dibujos a lápiz. Sino por ese toque “gore” tan… magnífico. Bueno, ya veréis. No es gore del desagradable (sí, es posible), así que tranquilos. Porque creo que Guard dog os va a gustar o al menos, entretener con las paranoias que se imagina un perro durante su habitual paseo.

http://www.ebaumsworld.com/media/embed/80558475

Ficha en FilmAffinity

Tengo que reconocer que a mi perro teckel le debe pasar por la cabeza algo parecido. ¿En qué pensarán algunos perros cuando le ladran a cualquier cosa? Por ejemplo, mi perra le tiene una especie de pánico/fobia a las plumas sueltas. Si están formando algo (plumero, fular…) o unidas a un pájaro no le pasa nada… Ay, pero si se encuentra una sola suelta caída en el suelo… Se le eriza el pelo del lomo, empieza a ladrarle con furia (enseñando encía) y a una distancia prudencial. Yo las llamo “las plumas asesinas”, porque para ella (es una perra) debe ser algo parecido.

Lo del ¿bulldog? del corto es algo más exagerado. De hecho, este es un perro paranoico con todo lo que se cruce. No es que no le guste o lo vea una amenaza, es que los ve como una amenaza de muerte segura hacia su amo. Aunque sea de una forma un tanto inverosímil. Pero eso mismo es la magia del corto. Las paranoias del perro. Eso y su magnífico e irónico final. Qué final. Final irónico pero que encierra una moraleja: cuidado con las paranoias infundadas, que al final se pagan caro.

Ya os iré poniendo más cortos de este grandísimo ilustrador (porque sí, porque a mí me gustan mucho). Incluida el resto de la colección de cortos con este paranoico perro como protagonista.

Y eso es todo por ahora. En breve más… aunque no aseguro que mejor.

Publicado en Animación: Otto | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rincón creativo: Figura de Teslakid (I)

CR2spAsWIAAb7xm

Aquí estamos otra vez y esta vez, como dirían algunos, con chicha. Al final he pasado de hacer una con la “presentación” de los materiales que uso. Aunque si veo que a alguno le interesa o preguntáis mucho, la haré. Y como he pasado de los materiales y demás, paso directamente a la figura. Sí, no ha sido pintura. Se siente. Creo que de las figuras puedo sacar algo más sustancia para escribiros.

La figura elegida (por ser la última, ser fácil, por haberla terminado y porque así aprovecho y hago retro-alimentación) ha sido Teslakid, el niño protagonista del juego Teslagrad.

teslagrad

Normalmente suelo hacer un esqueleto de alambre que me ayude a dar posición y poco de apoyo en el que trabajar, aparte de ayudarme en la escala y darme una idea general de cómo será la figura al final. Pero como este personajillo es sencillo y la pose no es muy complicada, he pasado de hacerlo. En su lugar he usado un palillo de los dientes como una especie de columna vertebral, en especial para dar un poco de más consistencia al cuello. Con esa base, fui añadiendo masilla para dar las formas básicas del tronco, la cabeza y la pierna estirada. Las proporciones las he hecho un poco a ojo, pero como no es una figura con mucho detalle ni pose forzada… al ser estilo cartoon las proporciones no me preocupan demasiado. Además, he querido hacer esta figura por pura diversión y para decorar un rinconcito de mi estantería, por lo que me preocupa más el resultado final que los pequeños detalles. Aunque reconozco que es un mal hábito que tengo. Debería hacer escala y proporciones con todo, por muy simple que sea.

Después de la masas principales, fui añadiendo más masilla. Primero para crear el resto del cuerpo (piernas, brazos, manos, pies) a la vez que iba dándole algo de volumen a la cabeza y el pelo. Generalmente el pelo lo dejo para lo último o para las etapas finales, pero en este caso lo hice más o menos al principio. También creo que se debe a la facilidad de formas de la figura. Para terminar, añadí los detalles: los tirantes, la especie de armadura del brazo…

Cuando la figura obtuvo la forma que quise, a lijarla. Aunque en el proceso de modelado voy lijando algunas partes, ya sea por pasarme de volúmenes, corrección o por dificultad de acceso después; siempre le doy un lijado final a la figura. Principalmente para unificar los distintos “pegotones de masilla” (nunca llegan a fusionarse limpiamente) y para eliminar inperfecciones que pueda haber imprimido en la masilla (zonas ásperas, huellas…). Y porque las figuras bien lijadas quedan mucho más bonitas después, básicamente porque la pintura resalta mucho ese tipo de imperfecciones.

Una vez dado por terminado el proceso de modelado, toca pintar. Aunque como llevo un montón de tiempo sin pintar figuras, mi primer paso ha sido resucitar mis pinturas. Afortunadamente, he podido.

Antes de empezar a dar capas de color, suelo imprimar las figuras con un espray para que la pintura agarre mejor. La masilla epoxi que uso es porosa y absorbe la pintura. Para evitar esto, la pinto con el espray de imprimación para darle una fina capa de pintura que evite esta absorción, sin que me tape detalles (esto sobre todo pasa en figuras muy pequeñas). Suelo imprimir en negro porque aprovecho para que haga de sombra si algún recoveco inaccesible se queda sin pintar. Si alguna zona se queda sin pintar, pinto de negro con pincel esas zonas a base de capas finas.

Y como la entrada se me está haciendo muy larga, mejor dejo el proceso de pintado para otra ocasión. Y así me marco dos entradas por el precio de una (?). Tranquilos, que saldrá en breve.

Respuesta rápida a qué materiales uso:
Para los volúmenes principales he usado la pasta DAS, para lo demás uso masilla epoxi de dos componentes (últimamente me ha dado por usar Sylmasta A+B). Para modelar y dar forma pillo lo que me sirva: alambres, palillos, punzones, agujas, clips, pinceles viejos, bolis tipo “bic” gastados… y evidentemente, los dedos. Un poco de agua para suavizar. Y para los pulidos: lijas pequeñas, papel de lija de grano fino (cuanto más fino mejor) y para limados muy bestias tengo una fresadora pequeñita.

P.D.: Que conste que esta figura la hago para disfrute personal y sin ánimo de lucro. La hago porque me gustó mucho el juego y el diseño del personaje me gusta. Así que decidí hacer una figurita para mí, a falta de merchandising oficial (al menos que yo conozca).

Publicado en Rincón creativo: Lorenzo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario