Las aventuras de Faran-mii: El misterio de Entrotopía

banner Faran mii

¡Y qué gran misterio! Llevo meses intentando resolverlo y no hay manera. Por muchas vueltas que le de y por mucho que intente buscarle lógica, menos se la encuentro. Así que voy a intentar describiros mis traumas y destripamientos neuronales.

Empecé este blog con muchas ilusiones. Pero el mundo bloguero es un misterio en sí y no tuve el resultado que esperaba. No sé si quiera que alguien me lea. Si a alguien le importa un mínimo lo que escribo o si le sirve de algo: aunque sea para pasar las horas muertas. No lo sé y creo que nunca lo sabré.

La cosa es que esas ganas se fueron disipando. Me quedé sin ideas, ni ganas. Y hubo un tiempo en el que escribía por tener que escribir. Como una obligación. Esto me pasaba sobre todo con los cortos de los domingos. Llevo una larguísima temporada que no veo ningún cortometraje que me inspire a escribir algo, como me inspiraron los primeros. He visto cortos buenos, pero a ninguno le dedicaría más de dos líneas. Con los juegos, me pasa un poco lo mismo. Y con las películas… creo que no tengo alma de crítica de cine, aunque me guste a rabiar el cine. Faran-mii… ¿os acordáis de la última entrada? ¿en esa que escribí que un juego me estaba destrozando la vida? Pues me la destrozó. No el juego en sí, pero sí los acontecimientos que le siguieron y toda la mierda psicológica que asocio a esa etapa. Sé que es complicado, pero esa etapa fue el Principio del Fin. Del fin de este blog, de mis ganas de escribir y de mi fe en la humanidad, entre otras tantas cosas. Así que he decidido darle vacaciones a Faran-mii. No tengo ganas de contar mi vida en forma alegre y cómica, porque ahora mismo no tengo ganas de guasa. Y menos con mii vida.

¡Ah! Se me olvidaba el rincón creativo. Pobre mapache Lorenzo… Tu sección estaba muerta antes de nacer.  Al menos en este rincón. Ahora te he preparado otro rincón más acorde, más especializado. A lo mejor tampoco vives, pero al menos, tienes la oportunidad de ser alguien y no de ser un marginado.

A la garza que nunca llegasteis a conocer, ni la menciono, porque lo más probable es que sigáis sin conocerla. Las cosas como son.

Por tanto, ¿en qué quedamos? En que sigue estando el misterio de que hace meses que no escribo y este blog llega a las 200 visitas mensuales. Que sí, que es una birria, pero para lo poco nada que escribo, me parece una barbaridad. Porque este blog parece ser que tuvo que nacer y morir para la entrada del corto de Skhizein, que es la ENTRADA por excelencia del blog. Lo de esta entrada sí que es un misterio. Es de las primeras que escribí y desde el primer momento no entiendo su éxito.

Así que, lectores silenciosos, Mr. Google o el bot aburrido que me da visitas, que sepas que seguiré escribiendo por aquí. Sí, porque en el fondo soy una sentimental y me da pena matar este blog. Que lo hice con mimo y las horas que me he pasado creando a esos personajes/mascotas (quizá para vosotros, odiosos) no lo sabe nadie. La sección de Mis creaciones sí que muere. El resto no. Pero sólo escribiré cuando tenga ganas, cuando algo realmente me inspire o me lleve a ello. Como esta entrada. Las cosas como son. No voy a prometer entradas ilusionadas y repletas de contenido decente porque no. Porque todos sabemos que este blog no va a hacerse ningún hueco en internet, ni en las listas de los lectores.

Y para terminar y no perder las viejas costumbres, el dibujo que acompañaba esta sección.

hora-de-tirar-la-basura

Hora de tirar la basura.

Anuncios
Publicado en Las aventuras de Faran-Mii | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Rincón de animación: Doctor Strange

Cine de animación

He pensado que antes de ir al cine a ver la versión en carne y hueso de este “desconocido” héroe de Marvel, tendría que ponerme un poco al día y conocerlo un poco más. Quizá para muchos no sea desconocido, pero hay que reconocer que en comparación con otros de la misma casa, éste es uno de los que menos se conocen. Yo personalmente no he leído ningún cómic en el que aparezca (al menos que recuerde) y sólo conozco su existencia de sus apariciones en varios juegos corales de Marvel. A pesar de ser un gran desconocido va a tener su propia película live action. Así que algo especial tendrá que tener el hechicero de la Casa de las Ideas.

Lo sé, pensaréis que para conocer a un personaje, lo mejor es leer sus cómics. Pero siendo sincera, no tengo muchas ganas de buscar una buena antología del personaje (si es que la tiene) o leer varios de sus cómics de forma aleatoria para conocer al personaje. Además sabiendo que tiene una adaptación animada, mejor que mejor, porque así aprovecho para hacer una entrada. Por si fuera poco, la película de animación cuenta los orígenes del personaje y viendo el tráiler de la película de Cumberbatch también lo hará (cosa que es de esperar conociendo las pelis de superhéroes).

doctor-strange-the-sorcerer-supreme-poster-2007

Ficha en FilmAffinity

Doctor Strange: The Sorcerer Supreme (título completo) es una película que cumple su prometido, que no es otro que entretener. Pero sufre lo malo de estas películas. Al contar los orígenes del personaje, pierden mucho tiempo en contarnos el pasado mundano del personaje y un largo entrenamiento e iniciación, que culmina con un experimentado héroe luchando con un malo malísimo en una batalla más o menos épica. Creo que este tipo de películas mejorarían un montón si omitiesen, o contasen fugazmente el origen, y se centraran en una buena trama con un malo bien organizado. Pero están empeñados en que es más importante el cómo alguien se convierte en superhéroe en lugar de cómo actúa ese héroe. Porque admitámoslo, estos héroes pasan de “proyecto de héroe” a “héroe todopoderoso” en apenas un par de minutos. Es como si hubiese un problema o acertijo y cuando dan con la solución, hallan la solución a todo. En esta peli pasa lo mismo, el doctor Stephen Strange pasa de no creer en la magia a comprenderla y dominarla a la perfección, como si el único requisito para ser hechicero es saber en qué se basa la magia. Una vez asimilado ese concepto, el resto es coser y cantar.

Siguiendo con la trama, hay que decir que hay puntos en los que avanza verdaderamente lenta. Principalmente por lo que he comentado antes de contarnos la tediosa vida del mundano y su posterior entrenamiento. Algunas cosas intentan darle un porqué al añadirlas a la trama final del malo o suceso necesario para la evolución del protagonista. Otras sin embargo, no tienen lógica alguna y otras tantas, podrían habérselas ahorrado.

Respecto a la animación, voy a decir que cumple. Los diseños no están tan mal. Los más puristas dirán que varios de los personajes no se parecen en nada al concepto del cómic, pero no se alejan tanto y cumplen su función. Al menos cumple más que lo que se ha visto en los tráilers de la nueva película.

En algunas partes sí que se nota que el presupuesto, el tiempo o los ánimos no daban más de sí, teniendo escenas muy pobres en detalle o con un dibujo más simple que el habitual. Aunque ninguno lo suficientemente destacable como para pensar que la han animado monos con lápices. Eso siempre es un punto a favor. Aunque en otras partes, creo que han intentado compensar (con poco éxito) animando escenas desde ángulos tan complicados que al final queda un escena un tanto grotesca.

A pesar de todo, que parece que sólo le saco pegas, la película del Doctor Strange cumple con el principal objetivo. Porque en una hora y poco de duración nos cuenta una historia típica, pero entretenida. Tampoco se puede pedir mucho más a una película que dura tan poco y va de superhéroes, que todos cojean por el mismo sitio. Porque el Dr. Strange, aunque no sea ni mutante, ni alienígena ni tenga superpoderes, sigue siendo un superhéroe de cómic.

En fin, ahora sólo queda esperar (para mí una semana) para ver lo que ha hecho Marvel con su hechicero de carne y hueso. A ver si es un conglomerado de efectos especiales molones sin trama o por el contrario, tenemos una señora trama detrás de toda esa parafernalia de efectos. Si me inspira, ya os lo contaré.

Publicado en Animación: Otto, Cine: Hisscoch | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Rincón de animación: Borrowed time

Otto

Esta vez os traigo un conmovedor cortometraje de escasos 6 minutos que dan para mucho. Es posible que al más sensible se le escape una lagrimita.

Borrowed time es un corto creado por Andrew Coats y Lou Hamou-Lhadj. Animadores de Pixar , que mientras trabajaban en proyectos de la envergadura de Brave, Inside Out y The good dinosaur, consiguieron sacar tiempo para hacer esta maravilla de corto. Donde se nos narra los recuerdos de un hombre atormentado por su pasado.

borrowed_time_s-309657289-large

Pero para no destripar más, os lo pongo y lo veis.

Ficha en FilmAffinity

Sus creadores afirman que lo hicieron con la idea de demostrar al público estadounidense que el cine de animación sirve para algo más que satisfacer al público infantil. Porque parece que por aquel lado del mundo, la idea de animación igual a infantil está mucho más arraigada y presente que aquí (¡Que ya es decir!) Por esa misma razón, han querido salirse de los cánones infantiles y felices de Disney, Pixar y otras tantas, para demostrar que con animación también se pueden narrar historias adultas, tristes y desgarradoras.

Idea y concepto muy bonitos. Pero yo, personalmente, hubiera ido un paso más. Porque es cierto que el corto tiene un tono más lúgubre y serio que el que nos tiene acostumbrados Pixar, pero… acaba feliz. Ese final feliz, con el protagonista vivo y reconciliado con su pasado mata gran parte de la esencia trágica del resto del corto. Hasta hay un bonito amanecer de fondo para disipar cualquier tiniebla posible. Por este punto, una pena. Quizá se atreven, como su protagonista a acercarse al abismo del cambio, pero no a tirarse del todo. Porque tirarse al abismo es un cambio demasiado drástico.

Pese a todo, es un magnífico cortometraje animado. Tanto en historia como en técnica. Hasta incluye una bonita moraleja, aunque esta se aleje de la idea inicial de la creación del corto.

De momento el corto ya ha sido varias veces premiado en varios festivales. Y como siga así puede que hasta lo veamos pelear por la preciada estatuilla dorada.

Puede verse gratuitamente y por tiempo limitado en Vimeo, así que corred antes de que se acabe el tiempo.

Publicado en Animación: Otto | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rincón creativo: Temporada productiva

CR2spAsWIAAb7xm

¡Oh, Dios bendito! ¿Existía esta sección? La respuesta es sí. Aunque como muchas otras del blog, está medio muerta. Bueno, esta está prácticamente en coma desde que se creó. Pero he decidido resucitarla (y eso que todavía no es el día de difuntos). Pero, algún día había que hacerlo y le ha tocado hoy. El día ideal hubiera sido ayer, pero no he hecho las fotos hasta esta mañana.

¿Por dónde empiezo? Llevo tanto tiempo sin dedicarle unas líneas a esta sección que supongo que tendré que hacer un resumen de todo lo que he hecho.

Para empezar, tendría que enseñaros cómo quedó mi figurita de Teslakid. Que el pobre muchacho lleva meses decorando mi estantería y no os la he mostrado. Tampoco mis otras figuras. Algunas las he terminado, otras me falta pintarlas y otras tantas he avanzado pero están lejos de terminarse. Ya las iré mostrando. Paciencia.

La verdad es que las figuras las hago por temporadas. Hay rachas en las que modelo un montón, otras en las que ni abro el bote de la masilla epoxy. Pero como son para mí y no tengo prisas en acabarlas, las hago cuando se me apetece.

Lo que sí he hecho estos meses es dibujar y pintar. Sobre todo este último mes, mes y pico. Y le doy a todas las técnicas, tanto tradicionales (lápiz, boli, acrílicos, acuarelas…) como digitales.

En ese aspecto, este mes de octubre es un no parar. Me he subido al carro de la iniciativa del #inktober. Me he comprometido a hacer un dibujo diario a tinta, siguiendo la temática que establece el creador/precursor de la iniciativa. De momento voy bien, día a día. Cuando acabe de escribir estas líneas me pondré con el de hoy, que todavía no lo he hecho. ¡Y eso no puede ser!

Y si el Inktober no fuese suficiente, me he apuntado al grupo de Urban Sketchers de la ciudad donde vivo actualmente. Aunque llevo haciendo urban sketchs desde principios de verano; ayer sábado 15 asistí  a una reunión grupal.

A decir verdad, la reunión fue una experiencia muy agradable. Pintar y dibujar al aire libre me gusta ya de por sí, pero el ir a un sitio determinado, dibujar y poder ver los dibujos de los demás participantes es una satisfacción aún mejor. Porque una cosa es ir uno mismo solo, ponerte donde quieras y ponerte a pintar. Es tu sitio escogido, tu técnica. Pero es curioso ver como los demás artistas que te acompañan escogen cada uno su rinconcito, la panorámica o lugar que les inspire (aunque estemos todos en la misma zona). Y como cada uno “somos de nuestro padre y nuestra madre”, cada uno tiene su trazo y su técnica. Consiguiendo al final, un reportaje “ilustrado” y variopinto del mismo lugar. Porque si hay algo mágico en las artes plásticas es que en cada obra, el artista deja un trozo de sí mismo en ella. Y poder reunir y ver todos esos cachitos juntos es algo sensacional. Más cuando está permitido el popurrí de técnicas y da igual el nivel que tengas, porque lo importante es participar y poder plasmar a tu manera, ese rincón que te ha cautivado lo suficiente como para que te pares a dibujarlo. En fin, dejo de ponerme melodramática. y voy terminando esto.

Para terminar, dejo las fotos de mis bocetos que hice ayer en la reunión. El lugar elegido fue el Fuerte de Victoria Grande, uno de los tres fuertes que constituyen la fortificación (y casco antiguo) de la ciudad.

Y si os entra curiosidad, os recuerdo que podéis ver el resto de mis dibujos, pinturas, urban sketches y demás en mis cuentas de Instagram y Tumblr.

Publicado en Rincón creativo: Lorenzo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Rincón de animación: William Wilson

Otto

Edgar Allan Poe es un escritor que me gusta a medias. Tiene relatos que me gustan bastante y otros que me aburren como una ostra. Con la particularidad que a pocos de sus relatos los pueda meter en el saco de “punto intermedio/ ni fu ni fa”. También he de decir que el género de terror gótico no me suele gustar. Pocos o ninguno me da terror y tampoco me hacen sentir esa sensación de angustia que muchos intentan transmitir. Sin embargo, algunos sí despiertan mi interés por la sensación de misterio y por un desenlace inesperado.

william-wilson-1999

El cortometraje que ocupa esta entrada está basado en uno de los relatos de terror de Poe, William Wilson. Donde se nos relata la historia de un joven y aristócrata corrupto, atormentado y frustrado por un misterioso hombre que lo persigue y chafa todos sus planes. Ambos hombres son idénticos físicamente y ambos se llaman igual: William Wilson.

-Corto en español con subtítulos en inglés.

Ficha en FilmAffinity

El corto tiene ciertas diferencias con el relato original, pero creo que Jorge Raya capta muy bien la esencia del relato y ha sabido adaptar bastante bien la historia, aunque enfocado desde un punto de vista distinto. Mientras que el cortometraje se da a entender desde el principio que el otro William Wilson es una copia, un doppelgänger. El relato original tiende más a un trastorno psicológico del protagonista, un trastorno de doble personalidad. Pero la base del relato y del cortometraje es el mismo, la angustia del hombre. Un hombre inmoral que se ve atosigado por una copia que va delatando todos sus actos. Un impostor que hace que todas sus fechorías sean delatadas, humillándolo. Porque no hay nada más desdeñoso que un impostor, alguien con tu misma apariencia y nombre, vaya desvelando tus oscuros secretos.

El final del corto es donde más se diferencia con el relato original. En el relato, el enfrentamiento entre ambos se acaba en la sala del palacio de Roma. Pero al tener el corto un enfoque algo diferente, ha de acabar distinto. Distinto pero no malo. De hecho es muy acorde con el resto de la historia, no desentonando en nada y pudiendo ser perfectamente así el final del original.

Si os gusta Poe, hay varias adaptaciones animadas de varios de su relatos. Quizá más adelante escriba sobre algún otro.

Publicado en Animación: Otto | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Rincón de animación: Slimtime

Otto

Creo que no escribo nada de animación desde navidades, que se dice pronto. Pero es domingo, así que voy a intentar recuperar las viejas costumbres.

En esta ocasión he elegido Slimtime, un recién descubierto cortometraje sobre la obesidad, el confort con uno mismo (o la falta de él) y los cánones estereotipados sobre la belleza.

slimtime

Una pareja decide ir a un tratamiento milagroso de adelgazamiento para ella. Él se queda esperando fuera, pero al final decide darse una vuelta por el complejo. Un complejo esteticista un tanto peculiar.

Ficha en FilmAffinity

Me encanta cuando en un cortometraje de escasos minutos, no sólo cuentan una historia completa, sino que son capaces de transmitir tantos mensajes. La capacidad de síntesis me parece asombrosa.

Para empezar, muestra uno de los cánones de la vida moderna: el esteticismo. Ese extraño culto en el que la belleza física es más importante que otros aspectos. Y una belleza física con normas y reglas, no vale cualquier cosa. Si quieres ser bello/a, debes ser de tal forma, sin opción a variaciones. Dicho culto se manifiesta en el hecho de que las señoras vayan a ese centro de adelgazamiento (aunque en el fondo es algo más que eso) y que exista dicho centro. Mientras que el concepto de rigidez en el canon de belleza se manifiesta en las señoritas que trabajan en el complejo: todas clónicas. ¿Ahorro de diseño de personajes para personajes sin importancia? No. Es sólo un modo de enfatizar que los que persiguen ciertos cánones de belleza, no sólo pierden peso, pierden algo más: individualidad. Porque si todo el mundo tiene que tener X medidas, cierto peso y un tipo de conducta (tanto en hábitos de alimentación, como en modo de vida dependiente de su aspecto físico), no deja mucho margen a ser muy distinto.

 Me parece curioso el hecho de los “castigos” que sufren las que no cumplen las normas. Paralelamente a la visita del señor por el complejo, se nos cuenta una mini historia de una señora que se salta las normas. Se esconde, se escapa y se salta la dieta comiéndose un pastelito en una máquina dispensadora tentadora y tramposa. Digo lo de tramposa porque es obvio que está ahí en modo de trampa. En un complejo de adelgazamiento dudo que haya a disposición de cualquiera comida que engorda. Está ahí para tentar. Y para colmo está al fondo de un pasillo decorado con palmeras que simulan culos gordos. Trampa fija y trampa en la que cae más de una. ¿Y cuál es ese castigo? Convertirse en un globo. Porque la expresión de «pareces un globo» y similares, aquí se convierte en algo literal.

También me parece curioso los métodos que usan para adelgazar a las candidatas. Vale que son en plan cómicos y poco creíbles. Pero por eso mismo creo que hace alusión y burla a los famosos métodos milagros. Esos sistemas que te garantizan perder peso de forma rápida y eficaz, sin tener que sufrir mucho. De estas dietas y fórmulas milagrosas está el mercado lleno. Sólo hay que darse una vuelta por la teletienda, una ojeada a las revistas femeninas en la temporada de verano y más de un anuncio por la televisión convencional. Todos dicen ser la purga Benito y raro es que funcionen, y si lo hacen, muchísimo menos de lo que dicen.

Sin embargo, el corto termina con algo sorprendente ¿o quizá no tanto? La señora principal, la compañera del protagonista, va al complejo a recibir el tratamiento. Pero sale igual a como entró. ¿Fallo en el sistema? Definitivamente no. La mujer sale feliz y contenta. Lo que ocurre es que aunque vaya voluntariamente a someterse al tratamiento, lo hace porque es lo que se espera que haga. Está gorda y estar gorda es algo malo y está mal visto. Pero en el fondo está a gusto consigo misma, así que no necesita adelgazar para sentirse cómoda con ella misma.

Creo que en general, el corto se merece ser visto y que cada uno saque las conclusiones que vea convenientes.

Hasta el próximo domingo. Mientras tanto, iré viendo más cortos a ver si alguno más me inspira lo suficiente.

Publicado en Animación: Otto | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Rincón de videojuegos: A qué demonios he estado jugando todo este tiempo

Murray

Esta entrada va a ser un tocho. Avisados quedáis.

Sí, va a ser un tocho porque hace eones que no escribo. Mucho menos de videojuegos. Y como he perdido la costumbre de escribir, voy a decir que he perdido totalmente la práctica y la fluidez que tenía. Si es que algún día llegué a tener esa fluidez.

Por tanto, no voy a escribir sobre ningún juego en particular. Sino que os voy a hacer una macro entrada sobre los jueguecitos a los que he estado jugando y he conseguido pasarme. Y remarco esto porque ha habido unos cuantos que no ha habido manera, que tengo a medias o simplemente los he botado como una colilla.

Sobre qué he estado haciendo con las otras cosas (dibujos, películas y demás), creo que ya escribiré otra entrada. Aunque lo más probable es que no haga nada. Con suerte, escribiré algo para cosas concretas y no en plan genérico. Ya veré.

No me voy a entretener más y voy a empezar con la lista; que la ordeno del pasado al presente (en cuanto a terminados se refiere), desde el último juego sobre el que escribí algo. Con esto, ya actualizaré la biblioteca gamer.

  • Pixel Junk Shooter (Steam): Recuerdo que me gustó y me entretuvo. Una nave con distintas habilidades explorando distintas cuevas para (intentar) rescatar a unos científicos.
  • Nier (PS3): Por fin me dio por jugar al famoso RPG. El juego por el que Yoko Taro perdió su cabeza y la suplantó por una careta fea, parientes de las lunas de Georges Méliès y de la luna maldita del Majora’s mask.
    El juego en sí es una fumada como un templo. Yo aún no entiendo muy bien de qué va la historia. Y eso que me lo he pasado, pero una vez y al parecer hay que pasárselo varias veces para entenderlo del todo. Aun así, es entretenido y es cierto que la BSO es digna de mención.
  • Mini Metro (Steam): Juego minimalista y bonito sobre la organización de las líneas de metro. Engancha, pero puede llegar a ser un tanto estresante cuando se te colapsan las paradas.
  • Bioshock Infinite (PS3): Adoro el primero, el segundo me encantó y este… Este pierde toda la magia de los anteriores. Esa sensación de claustrofobia en pasillos oscuros y medio inundados, con locos acechándote en las esquinas, se pierde. Aparte de todo, la historia, personalmente no me ha gustado nada.
  • The whispered world (Steam): Aventura gráfica bonita como ella sola. En serio. Me ha encantado. De esta es muy posible que le dedique una entrada completa.
  • Fallout -New Vegas (Steam): El viaje por el desierto del Mojave me gustó mucho más de lo que me esperaba. Ha sido de esos juegos en los que no dejaba de jugar, siempre iba a explorar o conseguir algo más. De hecho, seguí con los DLCs.
  • Fallout New Vegas -DLC Old world blues: Más Fallout en unas instalaciones científicas abandonadas en mitad de un cráter. Locura y humor sin sentido a partes iguales. ¡Los científicos son cerebros metidos en robots y te han robado el cerebro! Sí, vas sin cerebro por ahí. Una paranoia.
  • Rochard (Steam): Es de esos juegos que no esperas que sea gran cosa, pero al final te deja muy buen sabor de boca.
  • Deponia (Steam): Jugué a esta famosa aventura gráfica sin demasiadas esperanzas. No sé por qué, pero no me llamaba demasiado (a pesar de gustarme el género). Aún así, la historia me entretuvo y en general, me gustó el juego. A ver si algún día me hago con el resto de la saga.
  • Hell Yeah! (Steam): Este sí que lo jugué sin espectativas, por probarlo, tras haberlo conseguido gratis en una promoción ¡y me encantó! Un conejo loco en una rueda dentada matando bichos variopintos. Humor negro y diversión a raudales. Aún tarareo de vez en cuando aquella dichosa cancioncilla…
  • Portal y Portal 2 (Steam): A la vejez viruela. Por fin me dio por jugar a este juego tan… ¿mítico? ¿famoso? El primero me entretuvo, pero tengo que confesar que el segundo me gustó mucho más.
  • Double Dragon Neon (Steam): reinicio algo chungo de la famosa saga de recreativa. En teoría es un reboot, pero más bien parece una remasterización chunga. Es un beat’em up entretenido, pero le noto muchas carencias en cuanto a fluidez de movimientos.
  • Trine 2 (Steam): La primera aventura de estos tres variopintos héroes me gustó bastante. Esta segunda parte sigue la tónica del primero. Es más, podría haber sido parte del primero. Si te gustó el primero, éste te gustará. Si no, pues es más de lo mismo. El DLC Goblin’s menace es una excusa para seguir jugando.
  • The fall (Steam): Este es uno de esos juegos en los que la historia te va a parecer lo más insulso que existe y al final acabas fascinado. Tiene un giro argumental que te dejó totalmente descolocada. Si me animo, le dedicaré una entrada más extensa.
  • Majin and the forsaken kingdom (PS3): Creo que es uno de esos juegos infravalorados y desconocidos. Creo que la gente debería darle una oportunidad a este juego. Tras ese aspecto de cuento y esa carcasa de “la amistad es lo mejor del mundo”, se encuentra un transfondo ecologista bastante importante.
  • I have no mouth and I must scram (Steam): Voy a decir algo inusual. A pesar de gustarme las aventuras gráficas, os animo a que os leáis la novela corta (se lee en dos patadas) y que paséis de jugar a esta cosa.
  • Mario & Luigi: Historia en el interior de Bowser (NDS): Lo admito, nunca he sido muy de RPGs, menos por turnos. Pero he de admitir que esta saga me gusta un montón. Creo que el mundo de Mario está tan bien desarrollado que le pega casi cualquier cosa, más una historia así. Aparte, en este juego manejas a Bowser y eso debería bastar a cualquiera.
  • Gods will be watching (Steam): Al final me lo pasé en fácil (y aún así tiene su cosa). Es muy buena aventura, con toma de decisiones importantes, con una historia dura que mejora por momentos. Quizá el final pueda ser una paranoia, pero creo que es la magia de este juego.
  • Devil May Cry 2 HD (PS3): El primero no soy capaz de pasármelo por lo horrible que me parece la cámara. Este no lo mejora mucho, pero al menos se deja jugar. Me pareció bastante entretenido. Aunque creo que sigo sin verle a la saga esa “magnificencia de vieja gloria” que le ven algunos. Quizá sea porque no la viví en su momento.
  • Fearless Fantasy (Steam): Se nota que este juego inicialmente era para móviles y que esto es un por a PC. Por eso, no me voy a quejar demasiado del control tan “táctil” que tiene, ni lo básico que es en general. Pero sí me voy a quejar mucho del apartado gráfico. Los gráficos en general no son nada del otro mundo, pero… ¿¡qué aberración es esa que te ponen en las animaciones de la historia?! En serio, debería darles vergüenza poner es cutrez gráfica. Yo misma dibujo y hago animaciones mejores y no se me ocurre meterlas en un videojuego.
  • Dragon Age -Origins (PS3): Si algo tengo que decir de este juego es: decepción. Me creí que iba a ser un Mass Effect del medievo. Pero no.
    Para empezar, el sistema de combate no me gusta nada. Se parece más a un juego de rol de mesa, donde cuentan mucho las penalizaciones. Pero no las manifiesta de una manera clara o de una manera que yo me entere. Además la historia tampoco me ha hecho gracia. Le falta algo de carisma y sobran algunas fumadas (fumadas que como concepto bien, pero que son aburridas como ellas solas).
  • Metroid -Other M (Wii): La gente nada más se queja de este juego y a mí me ha encantado. Que Samus es un poco pava e inexperta… vale. Pero hay personas que no son así de echadas para adelante ni tan experimentadas desde que nacen. Además, me parece buena idea lo de seguir órdenes para dejarte a modificaciones básicas y no como siempre, que a Samus se le tiene que romper el traje en todos los juegos. No sé, a mí no me ha parecido tan mal juego.
  • Fire Emblem -Shadow Dragon (Nintendo DS): Remake parcial del primerísimo Fire Emblem. Digo parcial, porque la otra parte de la historia está en otro cartucho (que no llegó a Europa -Jajajaja-). La historia del mítico Marth es sosa como ella sola. Aquí la historia se basa en una serie de porque sí, sin muchas explicaciones.
    Y como juego, se notan mucho las mejoras que pusieron en los años posteriores. Cosas que junto a unas estadísticas de personajes malas como ningunas, el juego se hace un poco cuesta arriba.
  • Apotheon (Steam): De este sí que estoy escribiendo algo más extenso. Así que sólo diré que me ha encantado. Aunque eso no era muy difícil. Es una especie de metroidvania, con ambientación de la mitología griega (la cual me chifla), aspecto gráfico idóneo y una banda sonora fabulosa.
  • Marvel Ultimate Alliance 2 (Wii): Otra decepción. Los juegos del estilo me gustan. El primero me gustó bastante. Pero este… pierde todo lo bueno que tenía los anteriores. Fuera coleccionables, fuera aspectos de héroes, fuera misiones secundarias, fuera interacción especial entre personajes fuera de las misiones… Para colmo, tiene menor variedad de escenarios, de enemigos y de todo en general. Hasta de héroes juraría que tiene bastantes menos. Un rollo.

Y esto ha sido todo lo que me he pasado. He estado y sigo jugando a otros tantos, pero por el momento paso hasta de mencionarlas. Si tenéis alguna curiosidad, podéis echarle un vistazo a mi backloggery.

Hasta la próxima entrada.

Publicado en Videojuegos: Murray | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Vuelta a la actividad?

avisos del blog

¿Cuánto hace que no escribo nada? Varios meses como mínimo. Pero viendo que me sigue leyendo gente… pues me he animado a volver a escribir. Gracias lectores anónimos, o en su defecto, gracias Mr. Google.

No tengo casi nada preparado, pero últimamente he estado volviendo a jugar juegos de recreativa, me he visto unas cuantas películas y he seguido haciendo un par de cosillas de esas mías (dibujos, figuras…). En fin, que iré poniendo cositas.

¿Cuál es el problema? Que estamos en Julio, ese mes “maravilloso” en el cual no tengo internet (o el que consigo me va a pedales porque tengo que tirar del 3G del móvil). Así que subir muchas cosas me va a ser un poco difícil, pero lo intentaré. E iré preparando cosas para cuando tenga internet decente, poder retocar las entradas a mi gusto y subirlas sin desesperarme en el intento.

Y hasta la próxima entrada (que espero que no se demore demasiado), podéis echarle un vistazo a mi recién estrenada cuenta en Instagram, donde iré subiendo mis dibujos, pinturas y acuarelas. Aprovechando que me “he hecho” urban sketcher o eso intento. No sé, me aburro demasiado y eso de pintar al aire libre me ha gustado. Al menos así me da el aire de vez en cuando.

Publicado en Temas aleatorios | 2 comentarios

Informe: Estado del blog

avisos del blog

Siento la necesidad de escribiros algo. Aunque sea sólo para darle un poco de actividad a esto. Porque los que os dignáis a leerme, supongo que tenéis derecho a saber por qué escribía bastante (aunque sea por rachas) y últimamente tan poco. Cierto es que ya escribí una entrada hace tiempo sobre mi estado de ánimo general. La cosa no ha cambiado demasiado, a pesar de haber habido un par de entradas después.

Aún así, hago esta entrada para desglosaros un poco la situación, categoría por categoría.

-Videojuegos: Sigo jugando. De hecho, casi no paro de jugar y me he pasado varios. Pero… aunque me lleguen a gustar, ninguno me “enciende” esa chispa necesaria para empezar a escribir sobre él. Y si lo hace, no me salen las palabras.

Además, tengo la sensación (o certeza) que existen un montón de páginas especializadas sobre juegos y mucho mejores que os lo que puedo ofreceros yo. Vale, que mi opinión es mía y eso no lo encontráis en otra página. Dudo que mi opinión sobre cierto juego sea tan decisiva como para hacer que juguéis o compréis juegos.

-Animación: Tengo sentimientos encontrados con esta sección. Me encanta la animación. No sabéis hasta qué punto. Veo bastantes cortos a la semana y sin embargo… no sé qué hacer. Muchos de ellos están bien visualmente, pero luego no se me ocurre decir nada sobre dicho corto. Así que no sé si soltaros cortos decentes con una o dos líneas de texto (como hacen más de una página) u olvidarme temporalmente de mi idea de “uno a la semana” y esperarme a que alguno me inspire un tochito.

-Cine: Hubo un tiempo en el que devoraba películas. Me ponía una película y una bolsa de pipas y cacahuetes y hale. Me veía casi cualquier cosa. Últimamente no sé qué me pasa que no veo ninguna. No se me apetece. Y cuando me pongo, me la veo por capítulos porque soy incapaz de sentarme a ver, entender y prestar atención a una película del tirón. Ninguna me termina de enganchar o la he visto tantas veces que no me importa perderme la mitad.

Por si fuera poco, me pasa lo mismo que con los videojuegos, pero peor. Porque de esta categoría hay incluso más blogs y más especialistas. Críticos decentes del cine que os ofrecen un mejor análisis sobre el celuloide. Y películas en cartelera y recientes. Cosa que yo dudo que haga.

-Las aventuras de Faran-mii: La categoría más viva dentro de los muertos. ¿Quién lo iba a decir?

A veces me pregunto si será la única superviviente y la única disponible en un futuro. De hecho, es de las pocas cosas de las que se me ocurre algo y tengo medio ideas… medio proyectos… Pensé hasta ir más allá de la viñeta de acompañamiento y hacer una especie de cómic. Idea que flota en el aire y que posiblemente, por falta de ideas se irá a pique. Pero de momento, ahí está.

-Mis creaciones: Voy de mal en peor y ésta es la peor de todas. Sin duda. La creé con mucha ilusión y me desinflé en seguida al notar el entusiasmo cero.. Junto con mi idea de que no tengo el suficiente talento/habilidad como para hacer públicas mis creaciones sin que se me caiga la cara de vergüenza.

En mis momentos de alta autoestima pensé en separarlas de este blog y hacer otro blog (o similar) con ellas, ya que no creo que termine de encajar con el resto de Entrotopía. Pero… lo dicho en el párrafo anterior. Si no tengo confianza para mostrarlas en éste, menos para otro.

-Otras: A pesar de todo y aunque parezca mentira, sigo pensando cosas para el blog. Meter otras categorías, hacer colaboraciones, meter invitados…  Sí, soy un ser volátil. Hay días que sí, días que no. Momentos de euforia bloguera que al minuto se desvanecen. Todo por un intento ¿desesperado? de querer hacer algo por el blog. De encontrar ese algo que me devuelva el entusiasmo que tenía antes. De las ganas de escribir casi todo.

En fin… esta es la situación. Lo que decidáis: seguir leyéndome, pasar del tema, esperar a que vuelva a tener actividad decente… es cosa vuestra y poco puedo hacer. Yo personalmente, por mi bien mental, espero que algún día recupere mi afán por el blog o llegue el momento de tener la suficiente determinación de chaparlo todo. Estas etapas de sequía me sientan realmente mal. Quiero la inundación o el desierto más absoluto.

Publicado en Temas aleatorios | 1 Comentario

Las aventuras de Faran-mii: Cómo un juego me está destrozando la vida

banner Faran mii

El título de la entrada puede sonar muy trágico y puede que la realidad no lo sea tanto. Quizá no me esté destrozando la vida, pero sí que está haciendo estragos tanto a nivel gamer, como a nivel personal en el plano psicológico.

Lo más triste de todo es que se trata de un juego que hace tiempo dejé por imposible y juré abandonarlo y no volver a jugar. Y es un come-vidas de juego. Porque lo pasas mal, mueres de mil y una maneras; cuando no te pasa una cosa, te pasa otra igual o peor. Y sin embargo, sigues ahí, volviendo a jugar, volviendo a intentar pasar ese mundo del demonio, de durar un poco más. Ahí, como una idiota, intentándolo una y otra vez. Cada vez más desesperada y con más ganas de quemar el juego. Y cuando ya por fin decides abandonar el juego, te llaman los amigos a jugar en compañía a morir igualmente, pero de forma grupal. Hasta que llegas un momento en el que juegas por el rato de charla, porque te dan ganas de quemar todo lo que tiene que ver con el juego. ¿Y qué ocurre? Que una amiga te regala una expansión y no sabes si darle las gracias o incluirla a ella en la pira junto a los juegos.

Así va mi vida. Me paso las horas muertas, sobre todo las de la noche, jugando al jueguecito del demonio. ¿Y qué pasa después? Que duermo poco y el resto del día me lo paso arrastrándome. Para volver a jugar a la tarde siguiente en solitario y por la noche en compañía. Un horror de ciclo vital.

Y lo peor de todo no es que siga jugando. Es que cuando no juego, hago dibujitos del juego o ahora mismo me estoy haciendo las figuritas de los personajes en masilla. Lo único “bueno” es que tengo viñeta para esta entrada y puede que resucite la sección de mis creaciones. Lo dicho, un horror.

En resumen, entre que últimamente no paso de este juego y que estoy un poco “plof”, en el sentido que no se me ocurre nada decente ni hago nada decente con mi vida… tengo esto igual de abandonado. La cosa es que me he pasado varios juegos, uno de los cuales me ha gustado mucho, pero no me salen las palabras para hacerle una entrada decente que pase más allá de: juego bonito, os lo recomiendo mucho. De hecho, podría actualizar mi lista de juegos y sus micro-comentarios, pero… pereza. ¿Pereza o falta de soltura a la hora de expresarme? Quizá todo.

En fin… hasta que no salga de este círculo vicioso extraño, del abandono y el pesimismo en el que me encuentro, dudo que salga algo verdaderamente decente de este blog. La cosa es que escribo muy de vez en cuando porque soy una cabezota y no quiero que muera.

Y para terminar, la viñeta y el enigma del juego del que hablo. ¿Pensabais que el come-vidas del juego era el LoL? Podría serlo, pero ni siquiera juego a eso. Yo me hundo en juegos más simples y más “humildes”. Hablo ni más ni menos del Don’t Starve. Y ahora que sabéis a qué nivel de decadencia he llegado, me puedo ir tumbarme en mi cama a observar el infinito estrellado estático que tengo en el techo de mi cuarto.

Faran starve

Publicado en Las aventuras de Faran-Mii | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario